Preguntaste: ¿Cómo La COVID-19 Afecta El Embarazo?

May 18, 2020

Continuamos respondiendo a tus preguntas acerca del coronavirus y la COVID-19. Si tienes preguntas, envíanos un correo electrónico a health@wfyi.org, un texto con la palabra “salud” al 73224 o déjanos un mensaje de voz en el 317-429-0080.

¿Qué precauciones extra debe tomar mi obstetra y el hospital cuando tenga a mi bebe?

Muchos hospitales tienen políticas nuevas que limitan la propagación de la COVID-19. El Centro para Prevención y Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en Inglés) recomienda que todas las instalaciones revisen a pacientes y visitantes - embarazadas o no - para verificar síntomas de fiebre y otras señales de COVID-19 antes de entrar. El CDC dice que las mujeres embarazadas que tal vez tengan COVID-19 o que desarrollan síntomas de COVID-19 deben tener prioridad en las pruebas.

Las guías del American College of Obstetricians and Gynecologists (Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos) y el CDC también recomiendan la restricción de visitantes a lugares de obstetricia, en muchos casos a solo una persona de apoyo por paciente. Pregúntele a su hospital si una doula o guía de parto se considera una persona de apoyo o parte de su equipo de parto.

Aunque hay escasez de equipo protectivo personal (o PPE por sus siglas en Inglés) en muchos lugares de cuidados de salud, a los obstetras que se encargan de pacientes con COVID-19 se les recomienda que usen máscaras respiratorias N95, o máscaras sin respirador si las anteriores no están disponibles, gafas, caretas de protección u otra protección para los ojos, guantes y bata.

La Society for Maternal-Fetal Medicine (Sociedad para la Medicina Materno-Fetal) y la Society for Obstetric and Anesthesia and Perinatology Labor (Sociedad para Obstetricia y Anestesia y Parto Perinatal) también dicen que los obstetras  deben usar máscaras N95 durante procedimientos como partos por cesárea, partos vaginales de gemelos, manejo de hemorragias posparto y entubación donde puedan transmitir gotículas respiratorias  a través de la tos.

Puede que los hospitales también requieran que los pacientes y visitantes usen máscaras durante el parto. Sin embargo, esto puede ser difícil para la persona mientras puja en el parto. Los bebés y niños menores de 2 años no deben usar máscaras.

¿Qué ocurre con las mujeres embarazadas que trabajan con el público?

Las recomendaciones para que las personas embarazadas se mantengan saludables durante la pandemia son muy similares a las recomendaciones para las personas que no están embarazadas. Esto implica respetar el distanciamiento social y tratar de hacer teletrabajo, cuando sea posible. No existen datos que indiquen que las mujeres embarazadas presentan un  mayor riesgo de contraer enfermedades severas que las personas que no están embarazadas, y el CDC no hay compartido reglas específicas sobre si las  mujeres embarazadas no deberían trabajar atendiendo al público durante la pandemia. Puede que los departamentos de salud estatales y locales tengan reglas de empleo diferentes.

Las empleadas embarazadas deben limpiar regularmente los equipos y las superficies que se usan con frecuencia, lavarse las manos y usar alcohol en gel, mantener seis pies de distancia entre ellas y otros empleados y clientes, usar una máscara provista por el empleador o un barbijo de tela y quedarse en casa si se enferma.

A causa de los datos limitados que muestran que las mujeres embarazadas no corren un mayor riesgo de contraer enfermedades severas por la COVID-19, el ACOG no recomienda que las empleadas de salud embarazadas no trabajen con pacientes. Sin embargo, si hay suficientes empleados, tal vez  los hospitales y las clínicas quieran limitar la interacción de sus empleadas embarazadas  con pacientes que tienen o que puedan  tener COVID-19, o su participación en procedimientos que estén más expuestos a propagar gotículas respiratorias.

Las madres y donantes y destinatarios de leche materna quieren saber: ¿Hay COVID-19 en la leche materna?

Los estudios son limitados, pero en estos momentos, el ACOG y el CDC dicen que no hay evidencia de la COVID-19 en la leche materna de mujeres que han sido infectadas con el virus. Pero no se sabe con certeza que el virus no se propague a través de la leche materna. Sin embargo, existe la preocupación, de que las madres que se contagien de ahora en adelante puedan pasar el virus a sus bebés durante el amamantamiento a través de gotículas respiratorias.

Por los beneficios que ofrece amamantar, el ACOG y el CDC no recomiendan que las nuevas madres con COVID-19 no amamanten, sino quese laven las manos y usen una máscara mientras amamantan. Las nuevas madres con COVID-19 también pueden considerar extraerse leche usando un sacaleches y que una persona sana le dé de la mamila al bebé. Son las madres y sus proveedores de la salud quienes deberían tomar todas las decisiones sobre el amamantamiento.

Esta historia sigue evolucionando rápidamente y por eso recomendamos buscar más información en las páginas del Centers for Disease Control and Prevention (Centro para el Control y Prevención de Enfermedades) o el Departamento de Salud de tu estado.

Esta nota fue producida por Side Effects Public Media, una colaboración de medios públicos que cubre cuidados de salud. Side Effects, Indiana Public Broadcasting y WFYI están entrevistando a estadounidenses sobre temas de salud, como parte de la iniciativa America Amplified: Election 2020. Si tiene alguna pregunta, mande un correo electrónico a health@wfyi.org.

America Amplified, una iniciativa pública auspiciada por la Corporation for Public Broadcasting, usa la participación de la comunidad  para informar y fortalecer a nuestras comunidades periodísticas locales, regionales y nacionales. Síganos en Twitter a @amplified2020.

Contacte a la corresponsal Lauren Bavis por correo electrónico a lbavis@wfyi.org y sígala en Twitter en @lauren_bavis.